El Brexit transformó la economía de Inglaterra cinco años después de su aprobación popular

Los sueldos están creciendo y la aceleración del comercio fuera de la Unión Europea es una demostración de que muchas predicciones demuestran que fueron exageradas en su momento como advertencias sobre el cierre de fábricas de autos, elecciones anticipadas, entre muchas otras actividades.


El Brexit ya ha transformado la economía británica donde la base industrial está cambiando y se encuentran creando un régimen regulatorio que funcione especialmente para Inglaterra y el país se encuentra ahora en un camino muy diferente.


En la actualidad, las fábricas no se trasladaron a Francia y España, y Londres no se trasladó en masa a Frankfurt o París, y por el contrario, el Brexit ya ha comenzado a transformar lentamente la economía británica.

Empieza a verse un cambio histórico en los patrones comerciales demostrando que la Comunidad Europea es un socio comercial importante y representaba más de la mitad de las importaciones y el 45% de las exportaciones, pero esas cifras han estado disminuyendo durante una década antes del Brexit. Detrás de los muros de aranceles y cuotas de la Unión Europea, el porcentaje con el resto de Europa ha aumentado significativamente.


Los salarios están aumentando a una tasa anual del 8% y, en algunos sectores, más del 20%; debido a un freno de la oferta ilimitada de trabajadores provenientes de muchos países de Europa Oriental que trabajaban por un salario mínimo con un contrato débil.


Otra ganancia es que muchas empresas se familiarizarán con la robótica lo suficientemente rápido ahora que tienen que hacerlo debido a salarios que continuarán creciendo lo que nivelará el país de manera mucho más efectiva que cualquier otra materia reglamentaria.


La base industrial está cambiando el trabajo de bajo valor y poco calificado está comenzando a desplazarse fuera de Inglaterra, principalmente porque ya no existe acceso a mano de obra barata y en su lugar, la manufactura de mayor valor agregado está comenzando a expandirse en energía verde y sustentabilidad.


No cabe duda que salir de la Comunidad Europea fue un importante punto de inflexión para la economía británica y cinco años después de que se eligió esta alternativa, las grandes tendencias en la economía son claramente visibles para todos sus ciudadanos.


7 visualizaciones0 comentarios