El cambio climático plantea nuevos riesgos y oportunidades para los líderes empresariales

El clima extremo ya no es una cuestión de ciencia ficción. No podemos darnos el lujo de ignorarlo si queremos construir un futuro mejor ya debe abordarse hoy, incluso en medio de una pandemia mundial y de varias crisis de refugiados y extrema pobreza que tenemos en el mundo.

La demanda de petróleo podría contraerse en ocho millones de barriles por día como consecuencia de que las cuarentenas por el coronavirus hayan provocado la caída de vuelos comerciales a nivel mundial. El hecho de que la aviación haya tenido un decrecimiento comercial tan grande, le ha generado un problema importante a la industria petrolera, ya que ha sido su principal impulsora de crecimiento de demanda de combustible en los últimos años, donde creció a más del doble de la tasa de la demanda total de petróleo durante los últimos cincuenta años. Esta gran disminución en la demanda de petróleo podría acelerar la transición energética a impulsar combustibles no fósiles en el transporte mundial.

El Covid-19 le ha dado al mundo la oportunidad de hacer una pausa y pensar más en la sostenibilidad mientras se encuentra a marcha lenta, y fue muy evidente en las imágenes satelitales de la Tierra que revelaron una reducción drástica en los niveles de contaminación, particularmente en los primeros meses de las cuarentenas de la pandemia. Ahora debemos tratar de convertir esos píxeles de información en conocimiento y empujar a que las ciudades sean los centros de acción para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. La buena noticia es que Google anunció una serie de objetivos de sostenibilidad que incluyen el compromiso de ayudar a más de 500 ciudades a reducir una gigatonelada de emisiones de carbono para el 2030 y actualizó su compromiso climático donde cada unidad de electricidad que consuma estará 100 por ciento libre de carbono para el 2030.

Los efectos del cambio climático están ocurriendo a nuestro alrededor y cuando se trata del estado de nuestros bosques, no es más evidente que mirar las imágenes que vemos en California donde los incendios forestales están asolando la región. En los trópicos, la disminución de los bosques crece a un ritmo del tamaño de veinte campos de fútbol por minuto.

Los bosques son un parte importante en el cambio climático, y por esta razón, tenemos que buscar las formas en que los consumidores puedan influir en los gobiernos que permitan legislar con medidas apropiadas que eviten una mayor erosión y destrucción de la naturaleza.

Las personas pueden elegir lo que comen y lo que compran. La gente también debe optar por elegir políticos con una mentalidad hacia la conservación de la naturaleza fomentando el crecimiento de la economía con tecnologías verde que incluyan incentivos en la creación de nuevos puestos de trabajo.

El Covid nos mostró cómo es el riesgo sistémico y cómo interrumpe la vida humana, los recursos y la economía. Si no logramos reducir nuestras emisiones a la mitad durante los próximos diez años, entraremos en un mundo de destrucción física, destrucción económica, salud empobrecida y miseria humana constante y exponencialmente creciente.

Ya no estamos en el período de tiempo en el que podemos hacer cambios incrementales. Solo tenemos que dar pasos agigantados. El Compromiso Climático exige alcanzar la neutralidad neta de carbono para el 2050.

El papel fundamental será establecer que las ciudades puedan avanzar firmemente hacia la neutralidad de carbono. En la actualidad, las ciudades consumen más de dos tercios de la energía del mundo y representan más del 70 % de las emisiones globales de CO2.

Tenemos que abordar la administración, la calidad, la salud y la accesibilidad del agua potable y el saneamiento de la ciudades y lo rural.

Tenemos que adaptarnos. El mundo deberá tener un futuro con bajas emisiones de carbono y los inversionistas y los mercados tendrán que adaptarse a esta nueva realidad. Estamos viendo una generación de personas que son más conscientes de lo que sucede a su alrededor en el mundo y es un avance muy positivo donde las primeras etapas de ser parte de esta transformación empezará.


4 visualizaciones0 comentarios