top of page

Es fácil construir el negocio del retail basado en datos, lo importante es escuchar al cliente

La desaparición de Bed Bath & Beyond en Estados Unidos no es un ejemplo del inevitable declive de los minoristas tradicionales que luchan por competir contra Amazon. La quiebra de Bed Bath & Beyond es en gran parte responsable de su propia ruina donde durante casi una década, sus equipos de liderazgo tomaron decisiones que empujaron a la empresa, poco a poco, al borde del colapso financiero. Cuando el nuevo CEO Mark Tritton llegó desde Target con una gran idea que había funcionado en su empresa anterior, Bed Bath & Beyond reemplazaría las marcas de renombre con sus propias marcas privadas más rentables. El momento resultó desastroso, coincidiendo con la lucha de la cadena de suministro pandémica. Además, el minorista no invirtió lo suficiente para mejorar sus operaciones logísticas y en línea, lo que puso a Bed Bath & Beyond en desventaja, ya que sus competidores como Target, Walmart y Lowe's ofrecieron muchas opciones como para en línea y luego recoger los pedidos en sus tiendas.

En el mundo, vemos como la inteligencia artificial ya se encuentra revolucionando la industria minorista, transformando todo, desde los elementos de costo hasta la participación en las compras. Con el comercio electrónico y la inteligencia artificial trabajando de la mano, la industria debe planificar la integración de la inteligencia artificial teniendo en cuenta tanto la tecnología como la estrategia de la empresa.

La inteligencia artificial en el comercio minorista está preparada para hacerse cargo de tareas tediosas y repetitivas, ayudando a los consumidores y aumentando la productividad. Con la logística impulsada por la inteligencia artificial y los robots que ayudan con la selección y el embalaje de pedidos, los empleados se podrán concentrar en tareas más importantes.

La inteligencia artificial se ha convertido en un punto de inflexión en la industria minorista, revolucionando la experiencia de compra con cajas sin cajero impulsadas por visión artificial y análisis de big data. Con la creciente popularidad de las compras en línea y la población Generación Z experta en tecnología, la demanda de soluciones y servicios de inteligencia artificial en el comercio minorista está en aumento. 


Entre las diversas tecnologías de inteligencia artificial, se incluyen los chatbots, el análisis de imágenes y videos, la inteligencia de enjambres y el procesamiento de lenguaje natural, lo que apunta al aprendizaje automático.  

En este sentido la región del Asia Pacífico ya está preparada para un rápido crecimiento de la inteligencia artificial en el mercado minorista, debido a la rápida digitalización de su industria con un liderazgo creciente en el mundo donde ya es responsable de aproximadamente las tres cuartas partes del crecimiento minorista mundial. El área también muestra un impulso significativo en la penetración de las ventas en línea alcanzando cifras del doble de crecimiento en comparación con el resto del mundo.

China es actualmente el líder digital en la región del Asia Pacífico. Si bien el nivel de madurez del mercado aún es bajo, el país muestra un alto impacto de la disrupción digital. Los seguidores maduros representan países con un alto nivel de madurez del mercado y disrupción digital como Japón, Australia y Singapur que han sido reconocidos durante mucho tiempo como miembros de este grupo y con Corea del Sur como una adición reciente.

Los digitalizadores en desarrollo son los países con bajos niveles de disrupción digital, pero con el nivel de madurez del mercado que ya ha alcanzado un nivel medio y se incluyen países como Malasia, Tailandia y Filipinas, y ya tienen el potencial para convertirse en seguidores maduros.

En esa región del mundo, las personas adoptan rápidamente las tecnologías que respaldan los negocios minoristas, incluso en países con bajos niveles de disrupción.

La penetración de Internet, la propiedad de teléfonos inteligentes y varias aplicaciones móviles también respaldan la tendencia minorista en Asia Pacífico. Solo en el sudeste asiático, se prevé que más del 90% de los usuarios de Internet se conviertan en usuarios de teléfonos inteligentes que permitirán a las personas comprar, navegar y realizar pagos de manera eficiente.

Así mismo, los minoristas deberán centrarse en el consumidor sostenible y para construir esta nueva variable, no solo basta construir el negocio basado en datos, sino que es necesario escuchar a este público sostenible.

La pregunta número uno será distinguir cómo las tiendas físicas y los sitios web pueden trabajar en conjunto en lo que se ha comenzado a considerar como una especie de ciclo infinito con una exploración de cómo debe suceder, teniendo en cuenta lo que sucede en un canal y en el otro, porque será la manera de tener las respuestas de como la gente vive, piensa, siente y, en última instancia, compra.


En el futuro, se podrá experimentar todo lo que desee en algún tipo de espacio digital o en la plataforma Web3, donde se adoptará la descentralización del espacio digital con la propiedad de parte de sus usuarios que podrán hacer lo que quieran digitalmente. Los clientes del futuro próximo querrán experimentar las cosas físicamente, así como navegar en el ciberespacio. El papel de los minoristas será darle vida a esta nueva faceta de compras de una manera entretenida y experiencial.


Ninguno de nosotros podrá simplemente colgar la ropa en un riel y esperar que la gente venga de compras, o creer que las marcas son fundamentales de la forma en que lo hemos hecho con tanto éxito durante la última década. Tendremos que considerar las preocupaciones sociales y ambientales que tienen nuestros clientes y darles vida. Dado que los minoristas se centran cada vez más en el desafío de atraer tráfico a sus tiendas y luego convertirlos en sus clientes, deberán tener espacios amigables, abiertos y acogedores donde las personas entiendan que los entendemos. Esa es una filosofía completamente diferente. Si los minoristas lograr llegar a esta meta usando el ciclo infinito de lo físico y lo digital, estaremos en presencia de minorista del futuro. Deberán incluir la sostenibilidad en todos sus procesos en términos de la respuesta emocional de su gente, clientes, equipos y socios.

El futuro del retail en todas las regiones del mundo será brillante si miramos, escuchamos y aprendemos de los clientes y al planeta.




8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page