Estamos en un mundo siempre cambiante. La digitalización será nuestra compañera de vida y trabajo

La transformación digital como la próxima base de definir los elementos fundamentales para las empresas del siglo 21 ha ganado mucho terreno en estos momentos de disrupción de la humanidad.

Es importante para los líderes empresariales alrededor del mundo internalizar que los mercados, los clientes y sus empleados se han vuelto digitales. La transformación digital realizada en forma eficaz ofrece agilidad, adaptabilidad y la centralidad tan necesaria para tener el liderazgo del siglo 21.

Para generar transformaciones digitales efectivas es necesario pensar que nos encontraremos con riesgos y costos imprevistos. El talento digital nos entregará un liderazgo con cualidades de más flexibilidad, mejores compensaciones y entornos de trabajo de buena calidad que apoyan la productividad. Una transformación digital exitosa exige que los líderes de cada empresa se transformen a sí mismos de manera medible y real. Resulta poco probable pensar que los esfuerzos para liderar la transformación digital sean efectivos sin que el propio líder de una empresa, en este viaje de transformación, no se comprometa con la agilidad y la productividad basadas en datos. Este recableado gerencial entregará un nuevo valor a la articulación y el compromiso con los valores corporativos de cada empresa.

Los límites tradicionales entre la casa y la oficina se han erosionado en estos meses de pandemia y los hogares se transformaron en la "Casa Zoom".

Generar un liderazgo serio para la transformación digital de las empresas invita a la alta gerencia a habilitar el propósito de esta transformación como parte fundamental de la trayectoria de la empresa y para lograrlo será necesario comunicar a sus ejecutivos y empleados el propósito estratégico que explique lo que la empresa está tratando de lograr en términos de productividad y de mejoras de nuevas oportunidades de negocios y de calidad de vida.

Es fundamental considerar en el diseño de esta nueva era de digitalización, las métricas necesarias y fundamentales con los indicadores claves que serán una parte intrínseca de las futuras plataformas de trabajo y los procesos digitales que crearán valor para las empresas.

Las tecnologías digitales hacen que los líderes sean más transparentes, ágiles y también vulnerables (si lo hacen mal). Es importante ser proactivo para fomentar ese tipo de interacción en el nuevo escenario virtual. Tenemos que pasar el mensaje a nuestra gente que en esta nueva etapa de la empresa, los nuevos liderazgos serán de su propia responsabilidad para hacer que las cosas sucedan. Es prácticamente imposible pensar que los líderes en las empresas puedan escapar de establecer plataformas digitales como la nueva forma de generar conexiones con el mercado.

La transformación digital es inherentemente cultural y las tecnologías digitales están cambiando la forma en que las empresas generan sus actividades y amplifica la cultura de la organización como por ejemplo, el trabajo en equipo y el enfoque al cliente.

La fuerza de trabajo digital tendrá más conocimientos técnicos y más comprometidos socialmente con sus gerentes y con sus clientes y la clave para el éxito será contar con los mejores índices de rendimientos claves de cada empresa e industria.

Los empresarios, gerentes, ejecutivos, empleados, profesionales, técnicos que quieran triunfar en este 2021 y en los próximos años no tienen más remedio que transformarse digitalmente.


54 visualizaciones0 comentarios