top of page

La Inteligencia Artificial no destruirá el mundo y, de hecho, lo podrá salvar

Primero, una breve descripción de lo que es la Inteligencia Artificial. Es la aplicación de las matemáticas y el código de software para enseñar a los computadores cómo comprender, sintetizar y generar conocimiento de manera similar a como lo hacen las personas, siendo un programa de computador como cualquier otro que se ejecuta, recibe información, procesa y genera resultados. La producción de Inteligencia Artificial es útil en una amplia gama de campos, desde la codificación hasta la medicina, el derecho y las artes creativas. Es propiedad de personas y está controlada por personas, como cualquier otra tecnología.


La conclusión central más validada de las ciencias sociales a lo largo de muchas décadas y miles de estudios es que la inteligencia humana mejora una amplia gama de resultados de la vida. Las personas más inteligentes tienen mejores resultados en casi todos los dominios de actividad: logros académicos, desempeño laboral, estatus ocupacional, ingresos, creatividad, salud física, longevidad, aprendizaje de nuevas habilidades, gestión de tareas complejas, liderazgo, éxito empresarial, resolución de conflictos, comprensión de lectura, finanzas. toma de decisiones, comprensión de las perspectivas de los demás, artes creativas, resultados de crianza y satisfacción con la vida. Ha sido la palanca que hemos utilizado durante milenios para crear el mundo en el que vivimos hoy: ciencia, tecnología, matemáticas, física, química, medicina, energía, construcción, transporte, comunicación, arte, música, cultura, filosofía, ética, moralidad. Sin la aplicación de la inteligencia en todos estos dominios, todos seguiríamos viviendo en chozas con una exigua existencia de agricultura de subsistencia y en su lugar, hemos utilizado nuestra inteligencia para elevar nuestro nivel de vida en el orden de 10.000 veces durante los últimos 4000 años.


Lo que la Inteligencia Artificial nos ofrece es la oportunidad de aumentar profundamente la inteligencia humana para hacer que todos estos resultados de la inteligencia, y muchos otros, desde la creación de nuevos medicamentos hasta formas de resolver el cambio climático y tecnologías para alcanzar las estrellas muy distantes.

El aumento de la inteligencia humana por parte de la Inteligencia Artificial ya ha comenzado y está a nuestro alrededor en forma de sistemas informáticos de muchos tipos.

El desarrollo de la Inteligencia Artificial comenzó en la década de 1940, simultáneamente con la invención del computador. El primer artículo científico sobre redes neuronales, la arquitectura de la Inteligencia Artificial que tenemos hoy, se publicó en 1943. Generaciones enteras de científicos de Inteligencia Artificial en los últimos ochenta años nacieron, fueron a la universidad, trabajaron y, en muchos casos, fallecieron sin ver la recompensa que estamos recibiendo ahora.

En la actualidad, cada vez más legiones de ingenieros, muchos de los cuales son jóvenes y pueden haber tenido abuelos o incluso bisabuelos involucrados en la creación de las ideas detrás de la Inteligencia Artificial, están trabajando para hacer realidad la Inteligencia Artificial, contra un muro de alarmismo que está intentando pintarlos como villanos imprudentes.

Con la Inteligencia Artificial, el crecimiento de la productividad en toda la economía se acelerará drásticamente, impulsando el crecimiento económico, la creación de nuevas industrias, la creación de nuevos puestos de trabajo y el crecimiento de los sueldos, y dará como resultado una nueva era de mayor prosperidad material en todo el planeta.

Los avances científicos y las nuevas tecnologías y medicinas se expandirán dramáticamente, ya que la Inteligencia Artificial nos ayuda a descifrar aún más las leyes de la naturaleza y aprovecharlas para nuestro beneficio. Las artes creativas entrarán en una era dorada, a medida que los artistas, músicos, escritores y cineastas mejorados con Inteligencia Artificial adquieran la capacidad de realizar sus visiones mucho más rápido y a mayor escala que nunca.

Históricamente, cada nueva tecnología importante, desde la iluminación eléctrica hasta los automóviles, la radio e Internet, ha provocado un pánico moral, un contagio social que convence a la gente de que la nueva tecnología va a destruir el mundo, la sociedad o ambos. Este pánico actual no es el primero en nuestra humanidad.

La idea de que la Inteligencia Artificial decidirá matar literalmente a la humanidad es un profundo error de categoría. La Inteligencia Artificial no es un ser vivo preparado por miles de millones de años de evolución para participar en la batalla por la supervivencia del más apto, como lo son los animales y como nosotros. Es matemática, código, computadoras, construidas por personas, propiedad de personas, utilizadas por personas, controladas por personas. La idea de que en algún momento desarrollará una mente propia y decidirá que tiene motivaciones que lo llevan a tratar de matarnos es un gesto supersticioso.

La colaboración entre la Inteligencia Artificial y los humanos puede crear entornos de trabajo más eficientes y productivos. Contrariamente a la narrativa popular de que la Inteligencia Artificial dejará obsoleto el trabajo humano, la Inteligencia Artificial tiene el potencial de aumentar las capacidades humanas en lugar de reemplazarlas por completo en una relación simbiótica entre humanos y máquinas, donde la Inteligencia Artificial podrá manejar tareas repetitivas y mundanas, lo que permitirá a los humanos concentrarse en la toma de decisiones, la creatividad y la innovación de nivel superior.

Es posible que ciertas categorías de trabajo pueden experimentar interrupciones, sin embargo, la colaboración entre la Inteligencia Artificial y los humanos tiene el potencial de crear entornos de trabajo más eficientes y productivos.

La adopción generalizada de la Inteligencia Artificial conducirá a la aparición de nuevas profesiones centradas en la programación de la Inteligencia Artificial, el análisis de datos, el diseño de algoritmos y la ética de la Inteligencia Artificial.

La Inteligencia Artificial tiene la capacidad de mejorar la productividad, optimizar los procesos y fomentar la innovación en todas las industrias. Al automatizar las tareas rutinarias y aprovechar los conocimientos basados ​​en Inteligencia Artificial, las empresas pueden optimizar las operaciones y asignar recursos de manera más eficientes. En un futuro cercano, las herramientas impulsadas por Inteligencia Artificial permitirán a las empresas desbloquear nuevos mercados, acelerar la investigación y el desarrollo y estimular el progreso económico.

Después de los asombrosos avances en Inteligencia Artificial, muchas personas temen sean reemplazados por grandes modelos de lenguaje. La Inteligencia Artificial tendrá un efecto positivo en los puestos de trabajo ya que los trabajadores que la usarán se volverán más eficientes, las ganancias las empresas aumentarán, lo que permitiría a los gerentes aumentar las contrataciones.


Debemos estar optimistas de que la fuerza laboral mundial se podrá adaptar a estas nuevas oportunidades con la capacitación y la educación adecuadas. Por ahora, el apocalipsis laboral parece estar muy lejano.




18 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page