La visión de vanguardia de las cocinas oscuras recauda 37 millones de dólares

La vida de Anton Soulier gira en torno a la comida. Si analizáramos su ADN, seguro que encontraríamos salsa de soya y curry.

Se podría pensar que para Anton trabajar en un emprendiento de reparto a domicilio fue un sueño hecho realidad. Se dio cuenta que los restaurantes no ponían nada de su parte y el cliente tenía que esperar eternamente y, cuando por fin la comida llegaba, su aspecto era lamentable.

Seguro que había otra forma de hacer las cosas. Anton ideó un mercado gastronómico digital con marcas de comida callejera, todas ellas pensadas para el reparto a domicilio.

Convenció a Mak, un singular chef francovietnamita, para que le ayudara a elaborar el mejor bo bun, un plato muy popular en París. Tenía que ser perfecto. La primera cocina estaba situada en el distrito 11. Era pequeña, pero por entonces la idea de una cocina exclusivamente para reparto a domicilio era algo novedoso; así que podría ser que no vendieran nada.

En unos días les comenzaron a llover los pedidos. Todo el personal dedicaba la mañana entera a hacer rollitos de primavera. Primero hacían cientos, luego fueron miles. Los rollitos se hicieron tan populares que Anton estuvo a punto de abrir su propia fábrica de rollitos de primavera. Por suerte, decidió no abandonar su sueño y nació Taster.

Para un francés que se preocupa por hacer una comida increíble, Anton Soulier encuentra la inspiración en rincones algo sorprendentes y con Taster quiere abrir 10.000 restaurantes digitales en todo el mundo hacia 2025 con un plan de negocios orientado a la generación de franquicias.

Los últimos 18 meses, Anton Soulier ha pasado estudiando cómo McDonald's, Burger King y Domino's hacen lo que hacen. Ya cuenta con 37.000.000 de dólares para el financiamiento para sus cocinas oscuras y su ambición es llegar a ser más grandes que McDonald's en el largo plazo.

Ha tenido un buen comienzo con 9.2 millones de papas fritas vendidas a la fecha, pero aún se encuentra lejos de las 4.000 mil millones de porciones de papas fritas que McDonald's ha servido en el mismo período de tiempo.

Soulier, un ex empleado de Deliveroo, fundó Taster en 2017 y quería resolver el problema de que mucha comida para llevar no sea de buena calidad. El plan dio inicio a concentrarse en la preparación de comidas de mejor calidad para la entrega a domicilio e instaló varias cocinas oscuras en París y Londres.

La diferencia de otras cocinas oscuras que ya estaban en el mercado en ese momento como Deliveroo que lanzó su primera cocina oscura en 2017, Soulier tomó varios espacios en calles principales para que los clientes pudieran ver dónde se preparaban sus comidos y trabajó con chefs para crear varias marcas de alimentos digitales, como Out Fry, que sirve pollo frito coreano; Mission Saigon, para los fanáticos de la comida vietnamita; y A Burgers, para los amantes de los vegetales. Y le funcionó bien.

Los clientes dan a Taster un promedio de reseñas de 4,6 estrellas en Deliveroo y el 60% de los clientes vuelven a realizar pedidos. En París, Taster es el tercer restaurante más grande en la plataforma de Deliveroo, después de McDonald's y Burger King, medido por valor bruto de mercadería. Ahora tiene cinco marcas de alimentos. Entregó un millón de comidas y duplicó sus ingresos en el 2020.

Pero ahora, para escalar masivamente, Taster está cambiando ligeramente de rumbo y con la marca Taster's Out Fry apunta a “todo incluido en la licencia”.

Durante los últimos 18 meses, Taster ha estado probando compartir su cadena de suministro, manual de operaciones, tecnología y marca con socios de restaurantes grandes y pequeños, incluido el Hilton en Croydon y restaurantes independientes.

Anton Soulier sabe que muchas cocinas de restaurantes están infrautilizadas, y están desorientadas cuando se trata de comida a domicilio y entonces la licencia genera una situación en la que todos ganan donde colaboramos con generar ingresas para cocinas subutilizadas y para Taster se genera una excelente manera de expandir la marca, muy rápidamente.

A través de este modelo, su objetivo es expandirse de 11 ciudades europeas actualmente con un objetivo de 40 ciudades para fines de 2021, y pasar de 70 restaurantes digitales en la actualidad a 10.000 a nivel mundial para 2025.

A los socios de los restaurantes se les cobra una comisión, similar a la que cobran las plataformas en un rango del 20 al 30% de cada pedido y los restaurantes se benefician del marketing de Taster y adicionalmente, se incluyen a las grandes plataformas de entrega de alimentos como Deliveroo y Uber Eats. Otro elemento importante para los restaurantes licenciados es que se unen a la cadena de suministro de Taster y compran sus productos y materias primas a través de Taster donde aseguran los términos de calidad y un acceso a mejores precios gracias a las economías de escala.

La tecnología de Taster también ayuda a los restaurantes asociados a pronosticar la demanda, determinar cuánta comida preparar antes de cada turno y gestionar los pedidos a medida que llegan desde varias aplicaciones de entrega. Desarrollaron un software con un emprendimiento de Bélgica que ayuda a los restaurantes a agregar pedidos de múltiples plataformas de entrega en una sola tableta.

Finalmente, los licenciatarios pueden generan alrededor de un 20% de margen con Taster que es muchísimo mejor que el margen neto medio de un restaurante de comida rápida que oscila entre el 6 y el 9%.

Taster mantendrá sus 10 cocinas existentes en Londres, París y Madrid para probar nuevos menús y usarlas como cocinas de entrenamiento para licenciatarios.

Los restaurantes asociados de Taster se incluyen en las plataformas de entrega, los que colocan el marketing por ellos.

Taster inició la recaudación de fondos en febrero y vio mucho interés de inversionistas con el actual frenesí en torno a las tiendas de comidas oscuras. Finalmente, Taster eligió a Octopus Ventures, con sede en Inglaterra, como su principal inversionista y la convirtió en una de las startups de marcas de alimentos virtuales mejor financiadas de Europa.

El principal objetivo de Taster será preparar y entregar comida de alta calidad donde el modelo está más enfocado a los restaurantes y finalmente dejar que Deliveroo y Uber Eats sigan como empresas de logística y no de comida al buscar alimentos desde la A hasta la Z.

La especialidad de Taster será estar centrados en la comida y no en la logística.



6 visualizaciones0 comentarios